//
you're reading...
Varios

Dependencia y periferias I: Apuntes sobre la teoría de la dependencia

La teoría de la dependencia surge en la década de los cincuenta como resultado de las investigaciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), alcanzando su máxima difusión en la década de los setenta, como un enfoque o escuela dentro de la economía política que intenta explicar la situación de subdesarrollo de una parte del mundo. Uno de sus características más particulares es que se trata de un discurso desarrollado desde la periferia, fuera de los principales centros económico-políticos del mundo, siendo especialmente importante en el ámbito latinoamericano. Algunos de sus autores más relevantes son Teotonio Dos Santos, Gunter Frank o Samir Amin.

Influencias e ideas fundamentales

La teoría surge como crítica a los planteamientos liberales sobre progreso y desarrollo y los planteamientos ricardianos sobre el comercio internacional. Según Ricardo y sus seguidores, la especialización de los diferentes competidores en el comercio internacional elevaría el ingreso global a pesar de o incluso gracias a las desigualdades existentes. Los diferentes países, mediante las dinámicas de mercado, se verían empujados a especializarse en aquellas explotaciones donde fuesen más productivos. La especialización y el intercambio procurarían a los participantes en el comercio internacional mayores ganancias de las que tendrían sin intercambios. Sin embargo, los dependentistas señalan como el comercio internacional, a medio largo plazo, beneficiaba en mayor medida a los países más ricos, acrecentando las desigualdades a nivel global. Al mismo tiempo supone también una crítica a la teoría de las fases y del despegue económico de Rostow y a su visión lineal del progreso. Esta teoría era criticada como un modelo etapista, que establecía fases por las que todos los países tendrían que pasar hasta llegar a la sociedad del consumo de masa, que sería el objetivo último del desarrollo. Este enfoque tendría la típica tara de las teorías neoclásicas, que establecen modelos abstractos ignorando la contextualización histórica y geográfica en la que se desarrolla la economía. Frente a estas cuestiones, el enfoque de la dependencia es una de las diversas corrientes que empiezan a cuestionar un concepto de desarrollo asociado a la racionalidad económica capitalista, identificada con el crecimiento.

Frente al neopositivismo y al abandono de la economía política, la base teórica fundamental de la escuela era el análisis estructural marxista, dentro del cual, en muchos casos, se adoptaba una posición heterodoxa que otorgaba mayor importancia a la superestructura política y su capacidad de transformar las relaciones de producción, amen del peso concedido a la cuestión nacional. Obviamente, la teoría del imperialismo de Lenin es un claro precedente de sus planteamientos. Esto se mezclaba con planteamientos políticos keyenesianos, tales como la necesidad de generar un demanda interna efectiva aumentando el salario real de los trabajadores y de promover el sector industrial por su capacidad de generar mayor valor agregado, resultando fundamental para ello la intervención del Estado en la economía.

Los teóricos de la dependencia parten de una diferenciación entre países centrales y países periféricos, que implican relaciones políticas y económicas entre una economía capitalista central avanzada y prospera y una serie de economías periféricas, débiles y poco competitivas. Estos bloques se especializarían en el comercio internacional de forma radicalmente diversa, jugando las economías periféricas un papel de productores-exportaores de materias primas y productos agrícolas e importadores-consumidores de bienes de consumo y de equipo de carácter industrial y de tecnología más avanzada.

La idea fundamental de la dependencia es que desarrollo y subdesarrollo no son fenómenos independientes, sino que están relacionados y forman parte de un único sistema. El subdesarrollo no sería consecuencia de una economía arcaica, sino que sería generado por el mismo proceso histórico que genera también el desarrollo económico propio del capitalismo. El núcleo de la aportación de la dependencia es la teoría del intercambio desigual, formulada por primera vez por Emmanuel Arghiri. El intercambio es desigual porque las productividades son desiguales en los diferentes países, pero la productividad del país más avanzado es el que determina los precios a nivel mundial, obligando a una mayor explotación en el país menos avanzado. El menor valor añadido de la producción de los países periféricos y la competencia entre ellos para productos similares afectaría de forma negativa a su precio en los mercados internacionales, mientras que los productos especializados de las economías centrales habrían de ser adquiridos por precios elevados y, a menudo, monopolísticos. Así, este tipo de relaciones comerciales reproducirían ad nauseam las desigualdades geográficas. No obstante, la dependencia no tendría una dimensión únicamente económica, sino que también sería ideológica y política, negando el carácter nacional de las burguesías latinoarmicanas, identificadas con los intereses del capital imperialista. La dependencia no sería simplemente una imposición externa sino una relación, posibilitada en gran parte por diferentes formas de la estructura social interna.

Desarrollo histórico e impacto político

El contexto histórico en el que se desarrolla la teoría es determinante, tras la segunda guerra mundial, en el contexto de la descolonización y los movimientos de liberación nacional, de la Guerra Fría y de la creación de instituciones supranacionales tales como el Movimiento de Países No Alineados. En este marco, la teoría justifica que los gobiernos se hagan cargo de los sectores estratégicos de la economía para satisfacer las necesidades del país. Las políticas de sustitución de importaciones (iniciadas de hecho en algunos países con anterioridad a la II GM) conformaron una estrategia basada en el proteccionismo comercial y en el desarrollo de una industria local potenciada por el Estado, mediante la cual los países latinoamericanos pretendían escapar de la situación desventajosa en el comercio internacional. Esto implicó la sobrevaloración de la moneda y un importante endeudamiento con el capital exterior para acceder a la tecnología y la maquinaria necesaria.

Las políticas de sustitución de importaciones darían lugar a un funcionamiento satisfactorio durante la década de los setenta, en un contexto de independencia, empoderamiento y autorganización de las regiones periféricas y crecimiento del precio de las materias primas, teniendo gran peso la nacionalización del petróleo (lo cual generaría a su vez la profunda crisis en el centro industrializado). No obstante, a medio plazo, el contraataque comercial de occidente adoptaría la forma de un aumento de los tipos de interés que provocaría la crisis de la deuda externa en la década de los ochenta. Un hundimiento de las economías periféricas que unido a otros factores en el ámbito internacional allanaría el camino para una entrada triunfal de las políticas neoliberales desde finales de la década de los ochenta (en aquellos casos en que estas no habían sido introducidas previamente por dictaduras militares afines a EEUU, algo notorio en Latinoamérica).

Debilidades y crisis de la escuela

La típica crítica al enfoque de la dependencia es la carencia de hipótesis comprobables estadísticamente, la dificultad de encontrar evidencias que apoyen sus generalizaciones. Esto es algo generalizable a cualquier planteamiento estructural, ante lo cual Wallerstein (del que nos ocuparemos en una entrada posterior) afirmaba que uno no tiene que buscar la llave perdida debajo del farol sólo porque la luz es ahí mejor, es decir, no deberían elegirse los problemas en función de la existencia de datos firmes y cuantitativos sobre ellos. Un argumento que se nos antoja de mayor peso es el cambio del contexto geopolítico y geoeconómico en las últimas décadas. Aunque gran parte de los países menos desarrollados siguen enfrascados en las mismas situaciones de dependencia, el crecimiento económico de países como China, Brasil o India inducen a pensar en una jerarquía geoeconómica más flexible y dinámica de la que imaginaron los dependentistas en la década de los sesenta.

Por otro lado, la derrota de la teoría de la dependencia es una derrota más política que académica, si puede establecerse esta diferenciación. Coincide con el fracaso parcial de las políticas de sustitución de importaciones y la hegemonía de las ideas neoliberales en la década de los noventa, tras del derrumbe de la Unión Soviética. No obstante, el nuevo auge del socialismo en América latina en la primera década del siglo XXI, coincide con el empleo y el desarrollo de la teoría de mano de algunos autores ampliamente reconocidos, como serían Atilio Borón o Enrique Dussel.

Algunos autores conciben la teoría del sistema-mundo de Wallerstein como una evolución crítica de la teoría de la dependencia. Ambos enfoques coinciden en sus críticas a la teoría neoclásica y al concepto de progreso y planteando Wallerstein un sistema de centros, periferias y semiperiferias más dinámico que el descrito por los dependentistas. Además, al contrario que la teoría de la dependencia, la teoría del sistema-mundo implica una aspiración de explicación total del sistema global, mientras que la primera queda ceñida a la comprensión de contextos y relaciones muy definidos aunque no por ello menos importantes. La dependencia sería así una expresión político-económica en la periferia del modo de producción capitalista cuando este se expande a nivel global.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: