//
you're reading...
Barrios

Barrios de Sevilla: LA CORZA

En los años veinte se presentó un proyecto municipal de casas “baratas y ultrabaratas” sobre la finca de Amate y unos terrenos propiedad de la Marquesa de La Corza, pensado para acoger a los chabolistas que afeaban la ciudad durante la Exposición Iberoamericana. El Patronato Municipal de Casas Baratas comenzaría a edificar el primer grupo de 60 viviendas baratas en la primera mitad de los años treinta sobre la huerta de La Corza, con una ubicación periférica y segregada de la ciudad por las vías del ferrocarril. Allí se realojaron en un principio hasta sesenta familias de obreros que vivían en las chozas de Amate. En los años treinta se pretenden obras para consolidar la barriada proporcionándole abastecimiento y desagüe y para reparar los desperfectos de la riada de 1936, no obstante todo queda paralizado por la guerra civil.

En 1945, se retoma la construcción de viviendas, proceso apremiado por la explosión del polvorín del Cerro del Águila, que deja a un gran número de familias sin vivienda. A partir de estos años se empieza a dignificar el barrio con obras de alcantarillado, abastecimiento y pavimentación. Aún así, todavía a finales de los años sesenta los vecinos reclamaban un alumbrado y una pavimentación digna.

Fue uno de los sectores más afectados por la riada de 1961. Tras este suceso la barriada quedó muy deteriorada. Unas 300 familias fueron desplazadas hacia el vecino barrio de las Huertas en 1980 y su hueco fue ocupado por desahuciados del centro histórico y de Triana una vez rehabilitadas las viviendas.

En 1982 el Ayuntamiento planteó la compraventa de los pisos, dejando abierta la posibilidad de canjear la vivienda por un piso de los Pajaritos para quien no pudiese pagarla. La asociación de vecinos denunció que el 80 % de los vecinos no podían comprar la vivienda e iniciaron una campaña de protestas cortando cada día la carretera Carmona hasta que la Junta de Andalucía (EPSA) adquirió las casas y las cedió a los vecinos en régimen de alquiler.

En la década de los ochenta se realiza la reforma que le da su aspecto actual, un proyecto que tuvo por objetivo la permanencia de la población. También se completa la supresión del ramal del ferrocarril que mejora su accesibilidad. A pesar de su proximidad a Santa Justa, sigue siendo un barrio obrero y humilde, al mismo tiempo que muy digno.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: